Fruta prohibida,
en ternura sin igual
con sabor eterno a ti
sueño de hoy y mañana.

Manjar de dioses
pecado en tentación
soberbia de belleza
estímulo de emoción.

Fruta deseada,
tu alma en deseo
tu corazón abierto
y todo mi amor por ti.

Ver Otro Poema

Portada Facebook Lalo y Esme
Juntos Por Siempre: Lalo y Esme